Sueños compartidos

El hostel es una alternativa económica y diferente donde el viajero nunca se sentirá solo. Desde compartir habitación a vivir experiencias inolvidables. Tips sobre algunos secretos para la búsqueda de las mejores ubicaciones.

SAM_2000Cuando uno anda solo por ahí, nada mejor que encontrar compañía para compartir momentos del viaje. Y el hostel, como ámbito de intercambio cultural, es un buen lugar para eso. Además, este tipo de hospedaje es más económico que los estándares y ofrece alternativas de paseos más accesibles, pensados justamente para aquellos que buscan una excursión menos comercial y más desestructurada. Por lo tanto, desde el instante que se decide tener compañeros desconocidos en la habitación, los preconceptos pasan a segundo plano y allí se comienza a vivir una experiencia fascinante. Porque a veces no solo se despertará con idiomas extraños, que incluso se saludarán por la mañana o en el desayuno, sino que se conoce a viajeros que por esos avatares del destino se atraviesan en nuestra vida. Allí se entrecruzarán historias, presentes, proyectos. Y, con frecuencia, no son pocos los que luego logran afinidad y siguen juntos por el camino.

Muchos de los que acostumbran a parar en hostels son viajeros a los que les gusta armar su propia “hoja de ruta”, es decir, que les interesa poder moverse libremente sin depender de “paquetes” ni agencias. Además, hay una cuestión que tiene que ver con la curiosidad que genera conocer personas de otras regiones y nacionalidades. A su vez, y el detalle no es menor, en estos sitios se ahorra bastante dinero si el objetivo es asegurarse una cama para descansar. Sea por una noche, unos días o quizás toda la estadía de la travesía, el hostel generalmente ofrece una vivencia diferente al hotel, porque los espacios (habitación, baños, cocina, sala de estar) se comparten y el respeto hacia el otro es la primera regla.

Si bien eran utilizados por mochileros y grupos juveniles (de hecho cuando surgieron se llamaban “albergues para la juventud”), ahora el hostel es visitado sin distinción de edad. Esto hizo que ya no sea exclusivo de aventureros y amigos sino que ahora también la familia se hospeda con asiduidad en ellos. Claro que la mayoría oscila entre personas de 18 a 40 años. En la actualidad ofrecen cuartos compartidas que van desde 28, 24, 18, 16, 12, 10, 8, 6 y 4 personas hasta habitaciones triples, dobles e individuales. Incluso algunos tienen suites. Depende el hostel, los “dormis” (la cama en pieza compartida) pueden ser mixtos o repartidos por sexo, con baños dentro o fuera.

Generalmente el desayuno está incluido con la tarifa y se permite que el viajero pueda cocinarse si así lo prefiere. Esto ayuda a aquellos que necesitan ajustar su presupuesto durante el viaje.
La mayoría están abiertos las 24 horas y habitualmente las reservas se hacen a través de Internet, con tarjetas de créditos o depósitos bancarios.
De todos modos, siempre hay que leer bien el régimen de cada hostel para no tener sorpresas al momento del arribo. En ese sentido, siempre hay que revisar la forma de pago y el “rating”, que no es más que el porcentaje de confiabilidad que se gesta por la combinación de sus servicios, como ubicación, seguridad, confort y precio. Muy importante son también las referencias dejadas por anteriores huéspedes.
A continuación dejamos algunas pistas para la búsqueda de las mejores ubicaciones.

SAM_3144Desde una de las ventanas de mi morada en Cusco, Perú.

Mundo Hostel es probablemente la guía más completa de hospedajes y fuente obligada en el rubro a la hora de la elección. En 19 idiomas, la web tiene en su red más de 35.000 albergues en 180 países, con información detallada de cada una de las propiedades que allí ofrecen sus servicios (sitio web, mapa de ubicación, tarifas y referencias, entre otras cuestiones ligadas a la confortabilidad que busca el viajero).

Pensada para el huésped internacional, Hostelling International es otra cadena muy conocida a nivel mundial. Con la posibilidad de acceder a su plataforma en siete lenguas, el sitio brinda más de 4.000 albergues en 90 países, donde el viajero también podrá buscar por ciudad sus preferencias de alojamiento. Este sistema además ofrece una tarjeta de afiliación con la que se pueden obtener beneficios a la hora de efectuar los viajes.

Una tercera opción es Hostels, con acceso en 6 idiomas y que, según sus propios datos, tiene más de 35.000 propiedades disponibles alrededor del globo con una buena “relación calidad-precio”.

Hostel Bookers también es una alternativa al momento de seleccionar un buen lugar para alojarse. En 10 idiomas, el sitio ofrece interesantes promociones en más de 3.500 destinos en todos los continentes.

Con un portal en 27 lenguas, Hostel Club se jacta de contar con más de 28.000 hospedajes económicos alrededor del mundo. Tiene ventajas para el viajero frecuente, con excelentes ofertas en miles de hostales, B&B y hoteles.

Y si de hostels hablamos, aquí también vamos a recomendar
Che Lagarto, un sitio que viene creciendo en Sudamérica a pasos agigantados y que reúne requisitos clave para decidir alojarse en sus sucursales: buena ubicación, seguridad, confort y buena onda. Con ese espíritu, pensado especialmente para el viajero que disfruta de la esencia del hostel, cada uno de los albergues que posee en Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y Perú se destaca por la estupenda y eficiente atención que ofrecen día a día desde su staff.

Mirada a la playa, en Salvador Bahía.

Mirada a la playa, desde una terraza de Salvador Bahía.

Entre las páginas de búsqueda es imprescindibles consultar Tripadvisor y Booking, quienes poseen excelentes propuestas y alternativas para todos los gustos y en diversos rincones.

SAM_1663Vista desde la ventana de mi habitación, en Russel Square, Londres.

Lo concreto es que en todas ellas se encontrarán las mejores ofertas del mercado. Por lo tanto, estar atento a ello significa tal vez obtener una estadía cómoda y barata a solo un click. El hostel, en definitiva, es un lugar a bajo costo donde se encuentran cosas fundamentales para una buena estadía: una morada, personas con gustos afines y una almohada donde compartir los dulces sueños del viaje.

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS