Madryn sobre la mesa

UNA FIESTA DE SABORES Y COLORES

Desde productos del mar a frutos y carnes autóctonas, Puerto Madryn ofrece una gastronomía de excelencia. A continuación, los mejores lugares para conocerla.

Langostino en MadrynLangostinos fyrsa, envidias grilladas, wakame y dressing de mandarina.

En los Fuegos de mi casa. Ubicado en Marcos Zar y Moreno, es una cita obligada en Madryn. Con un estilo intimista Gustavo Rapreti impone una cocina de autor ideada para pocos comensales en un ambiente cálido y privado, que es su propio hogar. Con varias entradas y múltiples platos, solo queda una cosa: agudizar los sentidos y degustar las delicias propias de un chef que es referencia en su tierra. A modo de ejemplo dejo una muestra de sus recetas, basadas en productos típicos del suelo y el mar patagónico. Diversas entradas, como pulpo o liebre con hinojo y coñac, son parte de las exquisiteces que inician una cena de cuatro pasos. El primero: mouse de tomate braseados, burrata, almendras tostadas y feta de cordero ahumado; el segundo: langostinos fyrsa, endivias grilladas, wakame y dressing de mandarina; el tercero, con solomillo marinado en tomillo silvestre y risotto de azafranado con morillas trufadas; el cuarto paso es el postre, un riquísimo crocante de limón y frambuesas. El menú, solo con reserva anticipada, comienza en 380 pesos por persona, más la bebida. Para consultas: 0280-4476376 o al 154603342.

El Almendro. En una de las casas más antiguas de la ciudad, que aún luce orgullosa su planta de almendras en el frente, este restaurante ubicado en Alvear 409 es sin dudas un sitio encantador. Los comensales son recibidos con una copa de vino, en un espacio dividido en pequeños cuartos, pensados para una mejor comodidad e intimidad del visitante. Lisandro Aristarain es chef y dueño del lugar, quien podrá deleitarlos con sus elaboraciones mediterráneas y platos con productos regionales. Unas cholgas gratinadas (95 pesos) y unos pinchos de langostinos con gazpacho (82) son una sabrosa entrada. Después los platos son variados: cazuela gratinada de langostinos (130 pesos), Trota alla Mugnaia (truchas, almendras y romero, 135), kebak de cordero al curry (130). De postre, la crema catalana y la copa patagónica (biscuit de chocolate, crema, frutos rojos, merengue y helado) se llevan los aplausos. Para reservas ir a su web o llamar al 0280-4470-525.

Cantina El Náutico. Es un clásico de Madryn, en la calle Julio Roca 97. Con muchísimos años en la ciudad el restorante es una especie de gran bodegón, donde el precio-calidad es su punto más relevante y que lo sigue posicionando en uno de los recurrentes a la hora de la cena. Allí se puede comer todo tipo de pescado de la zona en diferentes preparaciones. Recomendamos las vieyras a la crema (85 pesos), las cazuelas (de mariscos, 180) y la paella a la valenciana (250 para dos personas). También son muy apetecibles el arroz con mejillones (90) y el pulpo a la gallega (190). Para consultas comunicarse con el 0280-4471404.

Bistró de Mar Naútico. En el boulevard Brown 860, a orillas del mar y con una vista magnífica, es una buena opción para permanecer cerca de la playa. Ahí se pueden disfrutar de rabas (75 pesos), langostinos marinados (muy aconsejables) y unos riquísimos chipirones (90). Entre el baño, el kayak y el stand up, unos licuados de fruta bien helados helados sirven para apaciguar el calor. Para cargar energías hay un desayuno, el “Náutico”, con café con leche o té, jugo de naranja, dos medialunas y sandwich de salmón ahumado con queso crema en pan integral, que sale 60 pesos. La picada “Sublime” hace honor a su nombre: vieyras, langostinos, calamares, bondiola, papas fritas, quesos, jamón crudo, lomo de hierbas, longaniza y aceitunas rellenas (220 pesos). Los precios de los vinos empiezan en 70 pesos y un porrón de cerveza sale 30. Reservas al 0280-4457616.

Estancia San Lorenzo. En un galpón de esquila estupendamente acondicionado para almorzar, después de recorrer la pingüinera se puede acceder a platos típicos de la Patagonia y nuestro país. El menú más tradicional de la casa es una tabla de fiambres, empanadas de carne, ensalada, chorizos y el célebre cordero patagónico, con flan de postre (390 pesos, más la bebida). Otro, el “de campo”, es de cordero y ensalada (266). Hay uno vegetariano, con empanadas caprese, omelet y ensalada (170). Para algo al paso: sándwich de cordero (80), fiambres (150) y empanadas (25 por unidad). Por más datos escribir a pinguinerasanlorenzo@argentinavision.com o al 0280-4455888.

El Dragón Rojo. La torta negra galesa es su especialidad y es una de las más ricas de toda la región. Allí se palpa la herencia galesa, tanto en la torta como en la ceremonia del té, que incluye teteras recubiertas con caperuzas tejidas a mano y toda una pastelería a base de masas caseras, como sus clásicas tortas, y también escones, tartas de manzana y cremas. En Gaiman y Trevelin son parte de la cultura y el turismo local, pero es en Madryn donde se debe probar la torta negra galesa. De elaboración artesanal y secreto familiar, con nueces, chocolate y whisky (aunque puede llevar otra bebida alcohólica fuerte, eso depende de cada productor), la especialidad cuesta 90 pesos. La casa también posee una riquísima gama de pastelería de autor, donde también sobresale el pan dulce (140). Para ponerse en contacto: 0280-154833773 o en su local, en Estivaríz 207.

 

Puerto Madryn postalPostal de la bella Madryn, desde los médanos al sur de la ciudad patagónica.

Más sobre Puerto Madryn

MAS INFO
Municipalidad de Puerto Madryn
Secretaría de Turismo de Puerto Madryn

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS